Historia.

En el año 1974 se otorgó la licencia  para la iniciación de labores en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas para el funcionamiento  del programa de Lingüística y Literatura de la lengua Española, con  una duración de ocho semestres, fue catalogado en el país como uno de los más novedosos  por responder en su momento a las exigencias del desarrollo científico y a las necesidades de formación profesional en el campo del lenguaje y la literatura.

Casi 22 años después se dio el primer cambio notable en el plan de estudios. En séptimo semestre se podía optar por realizar práctica docente o por sistemas educativos comparados, mientras en el plan de 1988 estas se convirtieron en materias independientes, y en octavo semestre fue agregada  la materia "ética profesional".

Con el fin de desarrollar nuevos espacios que hicieran posible la formación de licenciados capaces de asumir los nuevos retos exigidos por la sociedad, el Departamento de Lingüística y literatura  preparó un plan de trabajo en 1992 en busca de la reforma curricular, teniendo como propósito la formación de un docente investigador. Ya en 1994 fue aprobada por el consejo Académico de la Universidad Distrital; de esta manera, el programa  ahora llamado "Licenciatura en Ciencias del Lenguaje y Literatura" funcionaría teniendo como fundamento  la articulación de una concepción del lenguaje, la lengua, la literatura y la pedagogía (componente agregado para ampliar el campo de acción) en una perspectiva interdisciplinaria, teniendo como hilo conductor la investigación.

En 1998 se iniciaron las discusiones enmarcadas en la acreditación obligatoria de los programas de licenciaturas, originada en las reglamentaciones oficiales vigentes: Ley 30 de 1992, Ley 115 de 1994 y el Decreto 272 de 1998; en las cuales se reglamentan las condiciones de la acreditación con el fin de rediseñar los programas de formación de docentes en torno a la investigación, a la interlocución con pares de las denominadas sociedades del conocimiento y a su proyección social y cultural, lo cual exige la formación de un profesional autónomo, con espíritu crítico y capaz de articular su saber con sus realidades socio-culturales, económicas y políticas.

Este proceso, que fue guiado por los parámetros del artículo 272 del Ministerio de Educación Nacional, contrajo la reformación del pensum y dio como resultado en el año 2000 la acreditación ante el CNA  del proyecto curricular con el nombre de Licenciatura en Educación Básica con énfasis en Humanidades y Lengua Castellana.

Desde ese momento el Proyecto Curricular de LEBEHLC ha venido adelantando un proceso permanente de autoevaluación y autorregulación del cual el cambio más significativo es la obtención de la Acreditación de Alta Calidad, concedida por el MEN, en el año de 2006 y el cual represento un nuevo proceso de Reajuste Curricular, a partir del informe de pares académicos. Para tal efecto, la propuesta de reajuste curricular ha sido presentada ante el Comité de Autoevaluación Institucional en el mes de Noviembre de 2008 y avalada como parte de la propuesta del programa de acreditación en Julio de 2009.

Si el lector desea consultar más a fondo la historia de la licenciatura, pueden consultar:

  • UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS (2011) "Procesos de autoevaluación permanente. Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Humanidades y Lengua Castellana". Bogotá, Colombia. Publicaciones Distrital
  • BENÍTEZ, Martha;  BONILLA, Luz y RAMÍREZ, Harol (1996) "Origen y evolución de la licenciatura en lingüística y literatura <<20 años>>" Tesis de Licenciatura. Bogotá, Colombia. Universidad Distrital Francisco José de Caldas.